Consejo

Síntomas y métodos de tratamiento para el liquen en cabras, métodos de prevención.

Síntomas y métodos de tratamiento para el liquen en cabras, métodos de prevención.



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Las cabras son uno de los animales de granja más comunes domesticados por la humanidad desde tiempos inmemoriales. Se distinguen por la buena salud, la fertilidad, aportan carne dietética, leche curativa, lana. Estos animales son útiles en parcelas domésticas, se crían industrialmente, por lo que la aparición de enfermedades puede amenazar al ganado. Es importante conocer las causas de la culebrilla en las cabras y poder hacer frente a la enfermedad de forma eficaz.

Causas de la enfermedad

Los animales padecen varios tipos de infecciones cutáneas provocadas por hongos. La tiña es más común. Las mascotas y los animales de granja están enfermos. Más que otros, los gatos y los perros son susceptibles a esto, el ganado vacuno, ovino y caprino lo padece con menos frecuencia.

Sin embargo, las infecciones por hongos son muy contagiosas, es decir, se transmiten por contacto con un sujeto infectado. La enfermedad también puede migrar de las cabras y otros representantes a los humanos y viceversa, ya que no existen patógenos específicos que sean diferentes para humanos y animales.

La tricofitosis, la microsporia y la costra son provocadas por los hongos Trichophyton, Microsporum y Epidermophyton. En las cabras, se asientan en la piel y dañan los tejidos y la lana, localizándose en áreas delicadas: orejas, nariz, hocico, abdomen y luego extendiéndose por todo el cuerpo.

Síntomas de infección

El liquen tiene el aspecto de una mancha blanquecina, rosada o rojiza, a menudo de forma ovalada o redonda, sobre la que se cae el pelaje y se forman escamas escamosas y que pican.

Los niños y los animales jóvenes se ven afectados con mayor frecuencia porque su inmunidad aún no se ha formado por completo y la piel es mucho más susceptible a las infecciones. Sin embargo, esto no significa que una cabra adulta no pueda infectarse. Si entra en contacto con compañeros de tribu enfermos u otros habitantes del corral, mascotas, puede enfermarse a cualquier edad.

Inicialmente, pueden crecer y crecer sutiles rastros de liquen, lo que causa picazón e irritación. Las cabras intentarán rascarse la zona afectada, lo que puede propagar la infección a otras partes del cuerpo, además de provocar la aparición de una infección bacteriana secundaria debido a la entrada de microorganismos en los tejidos dañados.

Métodos de diagnóstico

Es posible identificar visualmente una infección por hongos si la enfermedad ha avanzado mucho. Sin embargo, varias infecciones ocurren en forma latente y las manifestaciones externas pueden ser similares entre sí. Por lo tanto, la única forma precisa de detectar el liquen puede ser un diagnóstico especial por parte de un veterinario.

Para esto, se toma un frotis del foco de actividad patológica y se examina bajo un microscopio. Si este método tampoco funciona, tendrás que utilizar la inoculación del patógeno en un medio nutritivo en una placa de Petri. Este método le permitirá averiguar con precisión el tipo de patógeno y comenzar un tratamiento profesional.

Cómo tratar adecuadamente los líquenes en las cabras.

Las enfermedades fúngicas se transmiten por esporas que "se adhieren" al pelaje y se adhieren a los tejidos. Por ello, antes de iniciar el tratamiento, es recomendable eliminar el vello, al menos en las partes afectadas, lo más corto posible, o al menos cortarlo. Esto reducirá el riesgo de que los líquenes se propaguen a los tejidos sanos y facilitará el uso simplificado de productos tópicos.

Opinión experta

Zarechny Maxim Valerievich

Agrónomo con 12 años de experiencia. Nuestro mejor experto en cabañas de verano.

El tratamiento consiste en tratar el cuerpo de la cabra con medicamentos antimicóticos especiales. La lana cortada, así como la ropa de cama y los textiles usados, deben destruirse, y las herramientas y accesorios deben desinfectarse para eliminar los patógenos.

El animal debe ser tratado con una composición que mate hongos y esporas. Los mejores para este propósito son los medicamentos "Imaverol" y "Lime Sulfur", pero también puede usar champús que contengan miconazol, por ejemplo, "Nizoral". Los detergentes antimicóticos funcionan con contacto directo, es decir, actúan sobre el patógeno durante el lavado, pero son aptos para animales grandes. Por ejemplo, puede lavar una cabra adulta con champú y luego, si es necesario, complementar el procedimiento con tratamiento. Un baño con una preparación similar es suficiente para un niño.

Si el baño no fue suficiente o si hay áreas extensas y profundas dañadas en el cuerpo de la cabra, se usa un tratamiento complejo. Externamente, las heridas se tratan con ungüentos antimicóticos, y en su interior se administran medicamentos para hongos como "Griseofulvina", "Ketoconazol" o "Itraconazol". Este último se caracteriza por la menor toxicidad y efectos secundarios.

La elección del fármaco, la posología y el período de tratamiento están relacionados con el tipo de enfermedad, la edad y el peso del animal, por lo que pertenecen a la prerrogativa del veterinario.

Peligro potencial

Los líquenes pueden no aparecer externamente o ser sutiles hasta cierto tiempo. Sin embargo, la enfermedad se desarrolla, socavando gradualmente la fuerza del cuerpo y debilitando el sistema inmunológico. En esta condición, la cabra puede "contraer" fácilmente cualquier enfermedad. Es posible que la inmunidad no pueda hacer frente a los resfriados u otras enfermedades, por lo que el animal sufrirá o incluso morirá.

Las micosis y los líquenes en particular pueden causar una infección secundaria, que empeora aún más la condición del animal. Desde un punto de vista puramente técnico, el pelaje sufre, lo que puede ocasionar pérdidas económicas al ganadero cuando cría cabras de lana fina o velloso. Los líquenes también pueden provocar cambios en la lactancia, por lo que la cabra no podrá alimentar a la cría o no dará suficiente leche si pertenece a la raza de perfil.

Una droga para el liquen también puede representar un peligro, en particular si se viola la dosis o el tiempo de tratamiento. Varios medicamentos provocan efectos secundarios que afectan negativamente el funcionamiento del hígado, los riñones y el tracto gastrointestinal, además de inhibir el trabajo de la médula ósea.

Métodos de prevención

Para evitar un brote de enfermedad entre las cabras y la transmisión a otros animales, así como a las personas que las cuidan, es necesario seguir estas recomendaciones:

  1. Cumplimiento de la limpieza en las habitaciones donde se mantienen las cabras.
  2. Limpiar, peinar y, si es necesario, lavar a los animales, ya que los hongos suelen desarrollarse en la lana sucia, descuidada y enmarañada.
  3. Aislamiento de una cabra o cabrito infectados para prevenir la propagación de líquenes.
  4. El uso de vacunas especializadas.
  5. La alimentación equilibrada y el cumplimiento de las reglas de crianza de las cabras promueven una fuerte inmunidad natural, lo que ayuda a no infectarse o hacer frente rápidamente a la infección por las fuerzas del propio cuerpo.

Si proporciona a las cabras condiciones de vida, las alimenta con pienso natural equilibrado y comienza rápidamente los procedimientos cuando se detectan líquenes, será posible evitar pérdidas graves y salvar el ganado, incluidos los cabritos y los animales adultos.


Ver el vídeo: Control de Parasitos en Cabras y Ovejas- TvAgro por Juan Gonzalo Angel Restrepo (Agosto 2022).